viernes, 27 de octubre de 2017

El Rey de Hierro de Julie Kagawa


Título: El Rey de Hierro
Autora: Julie Kagawa
Editorial: Darkiss
Número de páginas: 408   
Puntuación: 2,5

Sinopsis:

Meghan Chase tenía un destino secreto, un destino que jamás habría imaginado...

En la vida de Meghan siempre había habido algo extraño, desde que su padre desapareció cuando ella tenía seis años. Nunca había encajado en la escuela ni en casa.

Cuando un siniestro desconocido comenzó a observarla desde lejos y su mejor amigo se convirtió en su incansable guardián, Meghan presintió que su vida iba a dar un vuelco. Pero jamás habría imaginado la verdad: que era la hija mítica de un rey del mundo de los duendes y las hadas y que inmersa en una guerra implacable en la que era peón en ambos lados, tendía que descubrir hasta dónde estaba dispuesta a llegar para salvar a quien amaba, atajar un mal misterioso al que ninguna criatura mágica osaba enfrentarse... y descubrir el amor de un príncipe que quizá prefiera verla muerta a permitir que tocara su corazón helado.

Opinión:

 Una parte de mi no quería escribir esta reseña. Principalmente porque no quiero hablar mal del libro, otra porque había esperado tanto para leerlo que ahora que lo leído es un chasco que no me haya gustado tanto.

 Ciertos aspectos de este libro me han gustado: lo fácil que fue de leer, lo divertidas que eran las escenas, el personaje de Ash... pero poco más.

Yo no sabía de qué iba la trama porque no había leído la sinopsis del todo y lo poco que sabía de ella no me preparó para elfos, trols, gnomos; creo que el problema fue lo inverosmil que me pareció. Quizá fue cómo fue escrito, o cómo fue presentado, pero no terminó por convencerme. 

La trama comienza cuando el hermano de Meghan es secuestrado y reemplazado por una criatura mágica. Desde entonces Meghan comienza a conocer la existencia de este gigante mundo que desconocía; a pesar de no querer y de intentar no compararlo, la comparación con Narnia y Alicia en el País de las Maravillas sigue resonándome en la cabeza.

El Nuncajamás no es interesante, ni tampoco misterioso para querer seguir leyendo sobre él. Solo está ahí.

Los personajes son un eslabon débil, Meghan y su guardían Puck incluidos. Su relación hacía que la historia fuese más llevadera, pero quien se lleva el premio por el mejor personaje es Ash. El tipo de personaje que es Ash no suele gustarme, pero Kagawa hizo un asombroson trabajo con él: es hastiado, sarcástico y orgulloso.

Meghan por otra parte es un personaje principal que a pesar de decir lo contrario, necesita ayuda. Para todo. Siempre.

La parte más decepcionante fue el Rey de Hierro y su pequeño reino. Surrealista es decir poco, además de extraño; la tecnología tenía un papel muy importante y entre tanta fantasía quedaba demasiado fuera de lugar. Me gustaría continuar con la serie para ver a dónde más se dirige... especialmente porque el final promete bastante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Suscríbete para notificaciones mediante correos!