miércoles, 8 de junio de 2016

Medio Rey de Joe Abercrombie


Título: Medio Rey
Autor: Joe Abercrombie
Editorial: Fantascy
Número de páginas: 378
Puntuación: 3/5

Sinopsis:
Yarvi, el hijo menor del rey, nació con una malformación en una mano que ha llevado a todo el mundo a considerarlo «medio hombre». Por eso, en lugar de convertirse en guerrero como los demás varones de su estirpe, se ha dedicado a estudiar los secretos de la Clerecía. En la víspera de la última prueba, llega la noticia de que su padre y su hermano han sido asesinados, por lo que él es el nuevo rey.

Pero tras una terrible traición a manos de sus seres más queridos, Yarvi se encontrará solo, en un mundo regido por la fuerza física y los corazones fríos. Incapaz de llevar armadura o de levantar un hacha, deberá afilar su mente. Cuando se junta a su alrededor una extraña hermandad de almas perdidas, descubrirá que esos compañeros inesperados tal vez puedan ayudarle a convertirse en el hombre que quiere ser.

Opinión:

‘‘—Cuando estás en el infierno —respondió Yarvi en voz baja—, solo un demonio
puede señalarte por dónde se sale.’’

El nombre de Joe Abercrombie está por todas partes en el género de fantasía. Es un codiciado autor y sus libros están por todas partes en las recomendaciones de algunos fans de lo fantástico, así que desde hace tiempo había estado interesado en leerlo. Finalmente, me hice con él.
Medio Rey está bien escrito. Tiene personajes complejos y sus relaciones son complicadas por diversas razones; la trama es rápida y avanza sin detenerse en saturadas descripciones o en un world building tedioso e innecesario; el mundo está bien construido y cada lugar se distingue del otro... ¿dónde está el aspecto negativo? No hay. Creo que quizá mis expectativas con este libro eran demasiado altas, y pese a los sucesos, los plot twits que vimos, no era suficiente para cumplirlas.

Yarvi es un buen personaje principal, es ingenioso, divertido y es el héroe que a cualquier escritor de fantasía la gustaría crear. Los personajes secundarios, Sumael, Rulf, Ankran, Jaud y Nada tenían todos una personalidad que hacía sencillo diferenciarlos unos de otros... todo está bien, pero ahí queda todo.

‘‘—Sabemos que son personas y que en las personas
no se puede confiar—dijo Nada.’’

Sí diré que la escritura de Abercrombie en este libro es muy sencilla de verdad, y pese a ser fantasía puede leerse rápido... y después de pensarlo por unos días, creo que ese es el problema. Aprecio lo ágil del libro, pero no hay un momento donde nos dejen ver el escenario complejo antes de comenzar la obra; es acción por todas partes, tan rápida que no deja que absorbas todo lo que está ocurriendo antes de que salte a otro argumento.

Ahora, no hay mucho que pueda decir más sobre la trama ya que la sinopsis finalmente hace un buen trabajo resumiéndolo sin dejar saber demasiado. Es algo única, aunque es una fórmula que ya se ha visto muchas veces (rey-muere-necesita-remplazo-casamiento-traición) y aunque le doy el visto bueno al resto de la historia, es demasiado similar a otras series *tos*.

Creo que cavilando un poco más sobre la escritura de Abercrombie, diría que muy cautivante, pero que intenta demasiado duro por introducir frases asombrosas que moldean la historia. Hay frases como:

«Los sabios esperan su momento, pero nunca lo dejan pasar»

y

«Puede que hagan falta dos manos para luchar contra alguien, pero con una
sobra para apuñalarle por la espalda»

escritas tantas veces en cada capítulo que rápidamente pierden su significado. Hay referencias a estas frases por TODAS partes del libro, lo que resulta tedioso más pronto que tarde.

Lo recomiendo a los que quieran comenzar con una fantasía ligera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Suscríbete para notificaciones mediante correos!