viernes, 15 de abril de 2016

El Temor de un Hombre Sabio de Patrick Rothfuss


Título: El Temor de un Hombre Sabio
Autor: Patrick Rothfuss
Editorial: Plaza & Janés
Número de páginas: 1190
Puntuación: 2/5

Sinopsis:

El hombre había desaparecido. El mito no.

Músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, trotamundos, héroe y asesino, Kvothe había borrado su rastro. Y ni siquiera ahora que le han encontrado, ni siquiera ahora que las tinieblas invaden los rincones del mundo, está dispuesto a regresar.

Pero su historia prosigue, la aventura continúa, y Kvothe seguirá contándola para revelar la verdad tras la leyenda.

Opinión:

Esta será una reseña sin spoilers, por lo que pueden leerle desde el comienzo hasta el final sin preocuparse porque deslice un dato importante si tan siquiera hubiese entre párrafos y párrafos de discusión.

Nota: este libro no me interesa. Esta serie no me interesa. Estos personajes no me interesan.
La única razón por la que acabé este libro es porque realmente no sabía dónde estaba la  majestuosidad de la historia. Independientemente de dónde busquen verán reseñas espectaculares de esta serie... y tras 2000 páginas leídas creo que tengo una idea bastante congruente.

La manera de escribir de Patrik Rothfuss es casi tan buena que olvidas lo mala y llena de agujeros que está la historia. No hay acción, no hay clímax, no hay nada que produzca adrenalina, no hay misterio, no hay química; aquí es donde la escritura de Rothfuss entra con toda su fuerza. Lo único bueno que tengo que decir sobre este libro en específico es la perfecta narración, los diálogos, las descripciones de las escenas, el world building. El resto es un desastre tórrido y deprimente.

Las páginas se pasan con rapidez, pero no se trata por la curiosidad, sino por la escritura del autor. Así de ridículamente perfecta es. Es un libro que cuenta con casi 1200 páginas; sin embargo no sientes ninguna frustración por el grosor.

¿Mi mayor problema con este libro? Fácil. Las primeras 300-400 páginas son El Nombre del Viento pero con otro nombre. Seguimos aun la vida de Kvothe en la universidad, viendo como triunfa en todo lo que se propone sin demasiado problema; las mismas escenas se repiten una y otra vez, todas ya vistas en el libro anterior. Tenemos los mismos problemas: la falta de dinero del protagonista para la matriculación para vivir, sus impecables presentaciones en el Eolio, sus salidas con Simon y Will que tienen tanto desarrollo como una palmera, sus incesantes y tediosas búsquedas a Denna por TODAS partes y demás oportunidades arruinadas porque Kvothe es demasiado idiota para tomarlas.

¿Qué ocurre en las otras páginas? Relleno, relleno y más relleno. En 1190 páginas la trama no avanza en lo más mínimo. Rothfuss nos lleva en un viaje absurdo que pese a ser interesante y ayuda a conocer al lector el mundo que ha creado, no ayuda en nada. Conocemos personajes y más personajes, algunos imprescindibles y olvidadizos, otros que de alguna manera u otra salvan este desastre de historia. Bredon fue el único personaje de la corte de Vintas que no me hizo querer arrancarme los ojos de tedio y lastimeramente solo lo veíamos en efímeras ocasiones de juego.

Para mi sorpresa la relación entre Denna y Kvothe no me hizo querer arrancarme el pelo como me sucedió con el primer libro, así que supongo que eso es un ligero avance respecto al tema.

Otro de los temas que más me molestó fue la introducción de Ferulian. Ferulian es prácticamente la diosa del sexo, una mujer irresistible y deseada por todos los hombres; los pocos hombres que la han visto y regresado han perdido todo ápice de cordura así que nadie sabe realmente cómo es a excepción de los cuentos que han circulado por años y años.

Kvothe tras recibir una misión en Vintas se embarca con un grupo de mercenarios bajo las órdenes del mar en busca de unos asaltantes que han estado robando a los cobradores de impuesto y demás. Por esto y aquello, Kvothe termina dando con la mítica figura de Ferulian. ¿Qué pasa por las siguientes páginas? Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Las escenas terminan sólo para que nos digan que Kvothe sigue teniendo sexo con la diosa del sexo y Rothfuss nos menciona docenas de posturas sexuales incongruentes y que son relleno en la forma más apoteósica. El mundo donde vive Ferulian, El Reino de los Fata, es interesante pero nunca es explicado, ya que estamos muy inmersos en el ardiente sexo que tiene nuestro arrogante y estúpido protagonista.

Sin embargo, el Cthaeh es el único personaje interesante que hay en el libro. Esta es una criatura que vive en un árbol en El Reino de los Fata; conoce el futuro de todas las personas y el árbol donde vive está rodeado de alas de mariposa de diversos colores. Todos los que viven en el reino fata saben de lo peligroso que es ya que las verdades que dice pueden volver locas a las personas.

Luego de eso, parece que Kvothe se folla a todas las mujeres que le pasan por delante. Todas las mujeres lo aman y quieren follárselo contra la pared por su inminente, perfecto y aturdidor encanto. Kvothe es tan perfecto en todo que en todas las cosas en la que no es el mejor, es sencillamente porque no le interesan ESTO DICHO POR EL AUTOR MISMO EN EL LIBRO. Hace unos días nadie quería follárselo, pero tras el encuentro con Ferulian, la vagina de todas las mujeres está húmeda ante su mera presencia. ¿En serio? No puedo con este libro. No puedo con Rothfuss. No puedo con Kvothe.

Otro aspecto bueno es que conocimos unas costumbres diferentes y viajamos además de a Vintas, a Ademre; Ademre es conocido por poseer los guerreros más feroces y entrenados. Tempi, unos de los mercenarios que acompañó a Kvothe de los otros no recuerdo tan siquiera su nombre era uno de los pocos personajes interesantes que Rothfuss ha escrito, pero no alcanzaba para hacerme sufrir por otros cientos de hojas sin motivo alguno. El clímax en esta serie no existe.

Cada página de este libro grita que sean editadas, pero al parecer a los editores les parece que esto está bien la humanidad, yo te digo así sin más. El Temor de un Hombre Sabio es un desastre incluso peor que el primer libro: no hay desarrollo alguno por parte de los personajes, la trama está esparcida por todo el lugar sin explicaciones y solo la escritura es lo único que atrae al lector. No lo recomiendo a excepción que tengan la voluntad suficiente para sumergirse en un libro de casi 1200 páginas donde no ocurre nada.

2 comentarios:

  1. Me gustan tanto tus reseñas que estoy pensando en leerme los dos libros sólo para comprobar si es cierto todo lo que dices o es que le tienes manía al pobre Rothfuss. ¡Eres el terror de los bestsellers!
    Un abrazo y espero con ansias tu siguiente reseña ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué raro yo llegando tarde a los comentarios -.- jajaj. Pues ala, te espero del otro lado para oír tu opinión. Creo que valen la pena si tienes demasiada paciencia y te pasas por alto todo lo malo sólo por la escritura de Rothfuss.

      Eliminar

¡Suscríbete para notificaciones mediante correos!