sábado, 26 de diciembre de 2015

Donde los Árboles Cantan de Laura Gallego

Título: Donde los Árboles Cantan
Autora: Laura Gallego
Editorial: Ediciones sm
Número de páginas: 477
Puntuación: 1/5

Sinopsis:

Viana, la única hija del duque de Rocagrís, está prometida al joven Robian de Castelmar desde que ambos eran niños. Los dos se aman y se casarán en primavera. Sin embargo, durante los festejos del solsticio de invierno, un arisco montaraz advierte al rey de Nortia y sus caballeros de la amenaza de los bárbaros de las estepas… y tanto Robian como el duque se ven obligados a marchar a la guerra. En tales circunstancias, una doncella como Viana no puede hacer otra cosa que esperar su regreso… y, tal vez, prestar atención a las leyendas que se cuentan sobre el Gran Bosque… el lugar donde los árboles cantan.

Opinión:

Entonces, Donde los Árboles Cantan es el tercer libro que leo de la autora. Para mí, los libros de Laura Gallego o me gustan mucho o me desagradan profundamente; esto lo comprobé con este libro. Mis expectativas eran algo altas tras leer La Emperatriz de los Etéreos, pero no hubo ningún aspecto que redimiera la historia. Las palabras que usaría para describir este libro serían predecible y cliché. Lo único bello de este libro es el diseño de este.
En este libro seguimos a nuestra protagonista Viana, una princesa que vive en un reino que se ve invadido por bárbaros; tras diversos acontecimientos, termina casada a uno de ellos y su historia comienza desde allí. La historia oferta falsamente una aventura épica, llena de criaturas mágicas, pero a estas no las vemos sino hasta el final del libro.

Viana es un personaje tedioso, ya que no hay nada interesante sobre ella tras el soy-una-princesa-no-puedo-hacer-nada-por-mí-misma. Siempre es rescatada por alguien más y es tan temeraria que raya lo ridículo. Que yo recuerde, en ningún momento toma una decisión inteligente; desata problemas y problemas que ella nunca resuelve sino los demás. Desde el comienzo de la historia se nos introduce a Robian, un príncipe que fue comprometido a Viana desde que eran jóvenes, por lo que esperan la fecha para su boda... sin embargo, cuando se presenta otro joven en cuestión de páginas ella dice que está enamorada y se dicen te amo pese a conocerse hace nada (con el nuevo pretendiente).

Lobo es sin duda uno de los personajes secundarios que más me ha desagradado. Es soberbio, arrogante, apático, iracundo y mal desarrollado. Lobo es un exiliado caballero hace muchos años por una razón que no es revelada hasta el final, al igual que la pérdida de una de sus orejas, a medida la historia avanza; Lobo inventa historias diferentes cada vez que le viene en gana y Laura Gallego mueve sus personajes como marionetas para que asientan ante las historias para luego decir que siempre habían sabido que era falso.

Uri es un joven ‘‘misterioso’’ aunque cualquiera con dos dedos de frente sabe de quién se trata y más que aparece en el medio del bosque, donde Viana lo encuentra. No sabe su nombre, ni tampoco caminar o hablar; desde el comienzo nuestra protagonista lo atribuye al hecho de haber sufrido un fuerte golpe, pero desde ese momento las especulaciones volaron como nada. Entre todos es el único personaje con el que no tuve demasiados problemas, y me gustó como la escritura introdujo los cambios de las temporadas en lo referente en él.

Me gustaría hablar de la trama, pero la verdad es que no hay ninguna. En todo el libro Viana se esfuerza por joder todo lo que está en su camino y se mete en sí misma en problemas en tantas ocasiones que cualquier emoción o adrenalina resultaba ya aburrido y predecible. En ningún momento vemos una verdadera conversación y dinámica entre los personajes ya que la interacción era efímera e ínfima. Para mí este es el libro más débil de Laura Gallego

No hay emoción, ni pasión, ni magia. Aquellas criaturas que aparecen en la cubierta del libro solo salen por breves momentos y Viana nunca interactúa con ellos, por lo que es una de esas situaciones de contar pero no mostrar. Esperaba que este libro estuviese lleno de aventuras, criaturas y magia, pero no hay nada de eso, por lo que no lo recomendaría sui buscan lo mismo que yo.

En Donde los Árboles Cantan no hay el desarrollo del mundo que hubo en LEDLE, ni el desarrollo de los personajes y su pasado; este en cambio comparte muchas afinidades con Todas las Hadas del Reino, y si leyeron mi reseña saben que no fui un fan muy grande de la historia. Pienso leer más libros de la autora, pero mis expectativas en cuanto a ella han descendido bastante.

2 comentarios:

  1. Ahh, es una pena. A mí este libro sí me gustó, aunque coincido contigo en que es un poco predecible. Pero bueno, Laura Gallego en sí lo es. A mí me pasa lo mismo con ella, o me gustan o los detesto. Y, sin duda, el más débil en mi opinión es El Libro de los Portales. Qué tostón.
    Lo que tiene este libro es que es imposible resistirse a esa portada, porque es maravillosa. Yo quería una así para mi libro jajaja
    ¡Un saludo!
    (Por cierto, ¿no tienes para seguir el blog? Solo el blog, digo).


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿El Libro de los Portales es uno de los más débiles? Ese es el que tenía en la mira para cuando leyera algo más de Laura. Es una sorpresa encontrar alguien que opine igual, ya que todas las personas parecen amar sus libros sin más; aunque puedo entender el por qué, me parece que sus obras (las que he leído, al menos) distan mucho para todas las alabanzas que recibe.

      Yo estoy interesado en leer tu libro; a ver si puedo hacerme con él para darle una leída.

      Y no, no tengo para seguir solo el blog (aún estoy descifrando las cosas del blog... cosas de principiantes). ¡Saludos!

      Eliminar

¡Suscríbete para notificaciones mediante correos!