lunes, 21 de septiembre de 2015

La Ladrona de Libros de Markus Zusak

Título: La Ladrona de Libros
Autor: Markus Zusak
Editorial: Vintage Español
Número de páginas:
Puntuación: 4/5

Sinopsis:

Érase una vez un mundo donde las noches eran largas y la Muerte contaba su propia historia. Érase una vez una ladrona que robaba libros y regalaba palabras. 

En el pueblo vivía una niña que quería leer, un hombre que tocaba el acordeón y un joven judío que escribía cuentos hermosos para escapar del horror de la guerra. Al cabo de un tiempo, la niña se convirtió en una ladrona que robaba libros y regalaba palabras. Y con esas palabras se escribió una historia hermosa y cruel. 


Una novela tremendamente humana, emocionante e inolvidable, que describe las peripecias de una niña alemana de nueve años desde que es dada en adopción por su madre hasta el final de la II Guerra Mundial. Su nueva familia, gente sencilla y nada afecta al nazismo, le ensena a leer y, a través de los libros, a distraerse durante los bombardeos y combatir la tristeza. Pero es el libro que ella misma está escribiendo el que finalmente le salvara la vida.

Opinión:

Lo primero que quiero decir es que sí, me demoró demasiado tiempo, y reconozco que fue una insensatez. Este libro, aunque no es uno de mis favoritos del año, creo que es un competidor bastante bueno… puede que incluso se encuentre para lograrlo.

Temía que este libro no me encantara, ya que sin importar a dónde mirara, veía puntuaciones de cinco estrellas y se encontraba repetidamente en listas de favoritos e incluso como uno de los mejores libros del tiempo y de toda la historia.

Los personajes, la trama, la velocidad de la narración, todo estuvo bien. Me gustó, pero no me encantó.

En esta historia seguimos a Liesel, una niña de nueve años que es dada en adopción durante la Segunda Guerra Mundial. Seguimos a nuestra protagonista a medida crece y va experimentando cómo es crecer en una Alemania nazi, donde los ideales y lo que está correcto y lo que no es despavoridamente estricto y aterrador.

Algo que me pareció único es que la historia es narrada desde el punto de la muerte.

Una de las cosas más importantes de esta historia para mí no fue la trama, si no los personajes. Creo que desde los principales hasta los secundarios son perfectos; la manera de describir a los personajes de Markus Zusak es única, tanto que podría leer cientos de páginas en los que narrara únicamente la historia de cada uno de ellos. Es apremiante, y atrapa desde el comienzo.

Aparte de nuestra protagonista principal tenemos a los padres adoptivos de Liesel, Hans y Rosa, los cuales tuve que recordarme que no existían más de una vez; lo mismo me ocurrió con Rudi, el mejor amigo de Liesel. La manera en el que el autor hace interactuar a los personajes hace reconsiderar sobre otros personajes que he leído y que me han gustado.

Claro, tuve algunos problemas con la trama, comenzando con la manera en la que este libro es vendido. Si han leído reseñas o han visto vídeos, sabrán que las personas hablan de los acontecimientos que ocurren con Liesel DURANTE la Segunda Guerra Mundial, pero no. La verdad es que seguimos a Liesel mientras la guerra ocurre, pero ahí muere prácticamente todo lo relacionado. En lo que a mí respecta, el asentamiento de la SGM está allí, solamente visto desde la superficie sin explicar por qué ocurre o cómo hostil ideal se esparció por casi toda Europa.

Eso, me molestó.

Es cierto que sí se ven algunos aspectos de la guerra, como los campos de exterminación, la corrupción, la represión, la política, las repercusiones que las acciones podían tener. Esos fueron implementos que me llamaron la atención más de lo que pude haber pensado, pero no fue suficiente. La historia fue muy superficial para lo profunda que es.

En el libro seguimos la historia de Liesel, Max un judío, y claro, la de la muerte. Para mi sorpresa cada una de las perspectivas eran interesantes, cosa que hacía más fácil leer y a veces no podía leer suficientemente rápido para saber todo lo que iba a suceder. Algunas veces la narración sí se hizo algo engorrosa, pero no fue un problema demasiado cardinal.

Había oído que este libro era terriblemente devastador, y debo admitir que en buena parte lo es. No soy la clase de persona que llora por un libro, pero en este, en cierta escena maldice a Markuz Zusak en silencio sí derramé algunas lágrimas. Sí, es un libro triste y uno que te hace pensar dos veces sobre lo ocurrido en la guerra, sobre la muerte, sobre lo efímero que pueden ser nuestras vidas, como pueden acabar en un abrir y cerrar de ojos.

Siento que esta reseña está por todas partes, pero quería escribir tantos detalles como pudiera antes de olvidarlos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Suscríbete para notificaciones mediante correos!